Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Rolando Cuevas - Vicepresidente de Proyectos Grupo Corcione

Rolando Cuevas – Vicepresidente de Proyectos Grupo Corcione

¿Cómo podríamos definir al padre de nuestros tiempos?
R./ El padre moderno tiene que ser una persona que pueda distribuir muy bien su tiempo, para poder pasar tiempo de calidad en el hogar , en el trabajo y en general con la pareja, ayudando en todas las tareas que en el pasado se consideraban como exclusivamente de las mamás. Es
así como vemos a papás encargarse de bañar a sus hijos, alimentarlos, ir al súper, hacer tareas, llevarlos a sus actividades, y lo más importante, jugar con sus hijos. Esto le da la oportunidad de conocerlos mejor y ser entonces parte importante en la vida de ellos. Los grandes beneficiados
de este cambio, son por supuesto, las esposas que al trabajar en equipo con sus maridos, los hijos y la familia se forjan como institución y base de la sociedad.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta?
R./ Los retos más importantes son, el manejo y balance del tiempo entre el trabajo y la casa. Es importante también el rol que la empresa donde trabajas le da a la familia, Por ejemplo aquí en Grupo Corcione nos proporcionan espacios y actividades para compartir en familia, salidas a obras de teatro, días familiares, actividades deportivas que permiten que se integren los diferentes espacios. Es importante nunca olvidar que la prioridad es “La Familia” y poder ser siempre un ejemplo positivo para ellos. Al final crecerán con los mismos valores que aprendieron en casa.
Otro reto es entender que cada hijo tiene personalidades y gustos diferentes, hay que aceptarlos y no tratar de vivir nuestros sueños personales a través de ellos.

¿Qué significa para usted ser padre?
R./ Para mi ser padre es lo más grande que hay!! Considero que es el sentimiento más genuino y gratificante en la vida. En mi caso algo súper divertido, disfruto cada chiste, relajo, juego, o competencia que tengan.
No importa como ha sido mi día en el trabajo o en la calle, una vez entro por la puerta siempre alguno me recibe con un abrazo y me hace esbozar una sonrisa. Aprovecho cada momento para abrazarlos y decirles cuanto los quiero.

Una reflexión final.
Los buenos padres no son aquellos que le dan todo a sus hijos para que sean felices, si no aquellos que les enseña a disfrutar de todos los momentos y cosas por más pequeñas que sean. Disfruten cada momento con ellos, que los recuerdos y las experiencias vividas es lo que nos llevamos para toda la vida.

 

 

Submit a Comment